fbpx

¿Cómo combatir la flacidez corporal?

Las mujeres nos esforzamos a diario por mantener un peso correcto. Sin embargo, después de una  pérdida de peso o tras pasar por un embarazo, la situación puede volverse complicada si a esto se le suma la aparición de la flacidez corporal en determinados sitios de nuestro cuerpo.

La pérdida de elasticidad de la piel o flacidez corporal afecta tanto a mujeres con sobrepeso como a mujeres delgadas. Es un problema que tiene que ver con el envejecimiento de la piel, pero también se produce por los cambios bruscos y rápidos de peso, o por trastornos hormonales, que hacen que las fibras de colágeno y elastina, responsables de la firmeza de la piel, se desestructuren.

La flacidez  se debe principalmente a la falta de ejercicio físico y a la vida sedentaria. Las zonas más afectadas por la flacidez corporal son la cara interna de los brazos, el pecho, los muslos, glúteos, el abdomen, la cara y el cuello.

¿Estás abusando de las dietas rápidas? Quizá hayas caído en esa tentación para verte mejor. Pero no sirven de nada, ya que pueden tener efecto rebote y, además, estarás dándole alas a una de las quejas más frecuentes de las mujeres, que es la flacidez corporal. La alimentación es fundamental para ayudar a los tejidos de la piel, aun así no es fácil luchar contra la gravedad, pero con ejercicio, cremas y alguna ayuda extra lo puedes conseguir.

¿Cómo prevenirla?

Claves para acabar con la flacidez corporal:

  1. Olvídate de las dietas milagro, y elige una dieta sana y equilibrada, aumentando la ingesta de frutas, verduras y proteínas, y reduciendo las grasas y los azúcares. No se trata de una dieta, sino de cambiar tu forma de comer.
  1. Realiza deporte a diario. Camina, nada, corre, sube escaleras… lo que más te guste. Y realiza ejercicios específicos para las zonas que te preocupen, al menos 3 veces a la semana: sentadillas, flexiones, abdominales, circuitos con mancuernas o máquinas de peso, pilates, yoga…  Al tratarse de un problema de firmeza en nuestra musculatura, practicar una actividad física es el mejor de los tratamientos para combatir la flacidez. Recuerda que debes ser constante para tener éxito.
  1. Los mejores cuidados para tu piel.
    • Evita el sol o protégete de él. Los rayos solares son los causantes que afectan las fibras de colágeno, haciendo que la piel pierda hidratación y firmeza.
    • Hidrata tu piel aplicando cremas ricas en colágeno, lociones, geles o tónicos reafirmantes que, complementando con una dieta y ejercicio, serán de ayuda para devolver la firmeza a la piel, sobre todo tras un embarazo. Úsalos después del ejercicio, después de la ducha o antes de dormir y notarás mejor sus efectos.
    • Ayuda a tu piel con un cepillo en seco. Antes de ducharte, usa un cepillo de cerdas naturales para darte un buen masaje. Exfolia tu piel y de paso estimula la circulación, ayudando a una mejor asimilación de los nutrientes en la piel.
    • No te bañes con agua muy caliente, ya que ésta relaja los tejidos, volviendo la piel más flácida. Lo ideal es ducharse con agua tibia y dedicarle unos minutos al final de la ducha con agua fría para activar y tonificar el cuerpo.
    • Evita el estrés y trata de dormir bien y como mínimo 7 horas.
    • Evita fumar, ya que rompe la elastina, una proteína de la piel que contribuye al aspecto juvenil.

Desde Elena Heredia te recomendamos dos tratamientos perfectos para combatir la flacidez, y de los que notaras cambios desde la primera sesión.

RADIOFRECUENCIA – INDIBA.

Radiofrecuencia. Produce un aumento de la temperatura de la piel y el tejido graso favoreciendo el drenaje linfático y la disminución de los líquidos y toxinas. La radiofrecuencia es el gold standard o tratamiento de referencia para la flacidez. Se trata de una tecnología reconocida en Medicina desde hace más de 70 años que tiene como objetivo el calentamiento de los tejidos para estimular la génesis de colágeno y elastina.

TRATAMIENTO CACI SYNERGY

Caci Synergy es un tratamiento no invasivo para abordar una variedad de problemas de la piel, incluyendo la mejora de la apariencia de las ojeras, tonificación facial, hidratación de la piel, acné, manchas, líneas y arrugas. Este tratamiento también se puede utilizar en otros lugares del cuerpo para tensar la piel y mejorar las estrías, celulitis y la papada.

2018-11-29T12:08:00+00:00 octubre 22nd, 2018|Sin categorizar|

Deje su comentario

WhatsApp chat